Cómo hacer bombas de baño caseras

Las bombas de baño son sencillamente fascinantes. No sólo es un espectáculo ver cómo la efervescencia colorida va tiñendo el agua de tu bañera. Sino que también tienen propiedades excelentes: revitalizan y relajan tus músculos, a la vez que las sales nutren e hidratan tu piel, y las esencias darán un aroma maravilloso en tu baño.

¡Aprende a hacerlas así tendrás la excusa perfecta para sumergirte largos ratos en tu bañera! También es una linda actividad que puedes compartir con tus niños.

Ingredientes:

  • 100 gramos de bicarbonato de sodio
  • 50 gramos de almidón de maíz (maizena)
  • 50 gramos de ácido cítrico
  • 50 gramos de sales de Epsom
  • 1 a 1 1/2 cucharaditas de agua
  • 1 cucharadita de aceite esencial
  • 1 1/4 cucharadita de aceite (puede ser de coco u oliva, por ejemplo)
  • 1 a 2 gotas de colorante alimenticio (opcional)
  • Una jarra de vidrio pequeña
  • Un bol Moldes plásticos redondos

Una vez que hayas conseguido todo lo que necesitas, coloca los ingredientes secos en un bol. Esto es, el bicarbonato de sodio, el almidón de maíz, el ácido cítrico y las sales de Epsom. Mezcla bien para quitar cualquier grumo; ten en cuenta que el almidón de maíz tiende a espesar mucho. En una pequeña jarra de vidrio combina los cuatro ingredientes líquidos. Esto es, el agua, el aceite esencial, el aceite y el colorante alimenticio. Si estás usando aceite de coco, primero caliéntalo un poco en el microondas o sobre el hornillo de la cocina; de esta manera se combinará mejor con los demás ingredientes. Mézclalos con tu mano.

Mezclar sólidos y líquidos

Ahora que tienes los sólidos y los líquidos separados y mezclados, es hora de unirlos. Echa lentamente el contenido de la jarra dentro del bol donde están los ingredientes sólidos, batiendo a medida que lo vas echando. Si ves que la mezcla se pone a efervescer, quizá sea que estás incorporando los líquidos muy rápidamente; hazlo con paciencia. Una vez que estén bien combinados, toma una pequeña cantidad con tu mano y apriétala. Debería poder mantenerse unida en uno o dos trozos grandes. Si la mezcla está muy quebradiza y no se mantiene unida, agrega un poco más de agua y bate bien una vez más.

Ya estás listo para poner la preparación dentro de los moldes. Puedes comprar los moldes en nuestra Tienda. Pero también puedes usar las bolas plásticas que sirven para decorar en Navidad (Las cortas a la mitad y funcionan muy bien) o los moldes de los huevos de Pascua, si los tienes a mano”. Lo importante es que tenga una forma esférica, ya que es parte del encanto de este proyecto. El molde corresponde a dos mitades plásticas que pueden unirse, pero mantenlas separadas y llena cada mitad hasta que esté desbordando ligeramente. Luego une las dos partes del molde, formando la esfera, y vuelve a separarlos. Quita delicadamente el contenido de una de las mitades sobre una bandeja. Permite que se seque un poco durante 10 a 12 minutos antes de quitar la otra mitad. Lo siguiente será apoyar el contenido suavemente sobre la mitad que se encuentra desmoldada. “La palabra clave, si no lo has notado, es suavemente”.

Hazlo con mucho cuidado. Si la bomba se quiebra a la mitad mientras la estás desmoldando, puedes presionar con delicadeza para volver a ponerla sobra la otra mitad. O también puedes volver a poner ambas partes dentro del bol junto con toda la mezcla y volver a iniciar el proceso.

Una vez que tengas la bomba lista (una mitad sobre la otra, fuera del molde), permite que se seque durante 8 horas o directamente déjala a secar durante toda la noche. Cuando ya esté bien seca, puedes envolverla con un envoltorio plástico y almacenarla en un lugar seco hasta que estés listo para usarla. Otra magnífica idea es dársela como regalo a tus amigos.

¡Que lo disfrutes!”.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *